.

.

lunes, 5 de junio de 2017

Rescate imposible



Abandonan el rescate del cuerpo del espeleólogo José Gambrino por el riesgo en la cueva




Falleció el pasado jueves, sepultado bajo una roca en una cueva de Galdames

La Ertzaintza ha decidido dejar el cuerpo en el interior de la cavidad ante el riesgo de colapso en la zona

El operativo que ha intentado rescatar el cuerpo sin vida de espeleólogo vizcaíno José Gambino, fallecido este pasado jueves al quedar sepultado bajo una roca en una cueva de Galdames, ha decidido finalizar sus trabajos ante las condiciones de inestabilidad de la cavidad y el alto riesgo de colapso y taponamiento, que ponen en riesgo la vida de los rescatadores.

Según han informado responsables de la Ertzaintza, la decisión se ha adoptado en coordinación con la familia del espeleólogo fallecido y con el Ayuntamiento de Galdames, donde está radicada la cueva.

José Gambino, de 37 años y natural de Santurtzi, falleció este pasado jueves en una cueva de Galdames como consecuencia de un desprendimiento de rocas. Desde entones, se ha intentado acceder al lugar al que se encuentra atrapado el cuerpo con un operativo en el que han participado hasta 80 personas.

Nuestro más sentido pesame a la familia, quedara para siempre en uno de los lugares donde disfrutaba de su vida.

viernes, 2 de junio de 2017

Terrassa 26 Setmana MediAmbient



Del 5 al 11 de junio de 2017








Esta nueva edición de la Semana versará sobre la "prevención y la gestión de los residuos" con el lema: Prevenir y reciclar los residuos, la mejor opción!"

Queremos reflexionar sobre la generación de residuos, su cantidad y la complejidad que comporta gestionarlos, reutilizarlos, reciclarlos y eliminarlos.

Algunas de las actividades relacionadas y otras hacen referencia a otros vectores ambientales, como el Anillo Verde, la tenencia responsable de animales, el consumo responsable, la energía ...

Se han organizado diversas actividades a lo largo de toda la semana como talleres, cine ambiental, espectáculos infantiles o la Fiesta del Medio Ambiente el domingo 11 de junio en el Parque de Vallparadís.


Todos los actos son gratuitos, pero en algunos casos hay que hacer reserva de plazas en el Centro de Documentación y Educación Ambiental en el teléfono 937397000 Ext.4131 o al correo electrónico cdea@terrassa.cat


miércoles, 12 de abril de 2017

Un bloqueo nervioso en el monte

Los bomberos socorren a un ilicitano en el Cabeçó d'Or al paralizarse en medio de la ruta  

La bajada era de tres metros de altura con pendiente y resbaladiza.

Caminaba junto a su pareja de 18 años cuando sufrió un bloqueo psicológico que le impidió seguir con la ruta. Un joven senderista de Elche movilizó ayer al servicio de rescate del Consorcio Provincial de Bomberos, con el helicóptero incluido, al sufrir un ataque de nervios cuando se disponía a bajar una pendiente en la sierra del Cabeçó d'Or.

Pasadas las 14 horas, el servicio de emergencias recibió el aviso desde la montaña alicantina, situada entre la comarca de l'Alacantí, en el límite con la Marina Baixa. Una pareja de Elche se había desplazado hasta este entorno natural para realizar una ruta de senderismo, pero sufrieron un percance cuando llegaron al paso Hillary, según señalaron fuentes del Consorcio Provincial.

Se trata de una de las zonas más complicadas del recorrido y los senderistas tenían que descender por una pendiente muy inclinada de unos tres metros de altura, por la que ya habían trepado previamente. Sin embargo, a la hora de bajar, llegó el problema para los dos ilicitanos.

Primero, ella consiguió superar el tramo, pero, cuando llegó el turno del joven, éste se quedó paralizado por los nervios y no pudo continuar. Ante ello, los efectivos de emergencias tuvieron que desplazarse con el helicóptero para socorrer al ilicitano que no conseguía descender por el respeto que le daba el terreno.

Una vez allí, los bomberos ayudaron al senderista a bajar con unas cuerdas ese tramo conflictivo para llevarlo hacia donde estaba su compañera. A partir de ese momento, el ilicitano pudo continuar con normalidad la ruta. Únicamente fue necesario asegurarlo y quitarle los nervios para que el afectado pudiera descender con sus propios medios.

Al parecer, según fuentes del Consorcio Provincial de Bomberos, la pared de roca era algo resbaladiza y el ilicitano se vio superado, por lo que necesitó ayuda de los profesionales. De hecho, no es la primera vez que ocurre algo similar en la provincia. En el monte de Callosa los bomberos también tuvieron que intervenir para asistir a una mujer por un bloqueo nervioso hace dos meses. Los senderistas llegaron a una zona en la que no había demasiada complejidad, pero en un determinado momento uno de ellos se vio superado y tampoco pudo continuar.

domingo, 12 de febrero de 2017

Mas de 300 litros en un sólo fin de semana



Los Caños de Grazalema reventaban en la tarde noche de ayer domingo 







Despúes de que la localidad recogiese en tan sólo el fin de semana 301,3 litros (112 litros el sábado y 189,3 el domingo).

Una maravilla de la naturaleza que hay que disfrutar por efímera...y por poco común en los inviernos. Increible pensar que en unas horas ya esta cascada no fluya por la sierra dejando a su paso un auténtico río de aguas cristalinas, esos chorros que manan, que de cerca pareciera que la sierra puede reventar en cualquier momento por no poder aguantar mas la presión del agua en sus entrañas .
Una cantidad de vértigo que supera en sólo dos días la media de lluvias de todo el mes de febrero en estas latitudes que es de 300 litros, que vienen a sumarse a los mas de 200 recogidos desde el día 1.

viernes, 6 de enero de 2017

435 metros verticales



Descubren el mayor pozo vertical de España en Ruesga, Cantabria







Desde principios del año 2016, los grupos Espeleo Club Ábrigu y el Club Cántabro de Exploraciones Subterráneas han realizado trabajos de exploración e investigación en la Zona del Macizo kárstico del Porracolina. 

El macizo Kárstico del Porracolina pertenece a la cordillera montañosa de la montaña Oriental de Cantabria. Este accidente geográfico se ubica en el extremo oriental de la Cordillera Cantábrica, cubriendo las cabeceras de los ríos Pas, Miera y Asón. Comprende los macizos de Castro Valnera al suroeste, del Alto Asón en el sector central y de la Sierra de Hornijo sobre el extremo nororiental, y el Parque Natural de Collados del Asón. Se trata de un macizo altamente karsticado, que intersecta diferentes estratos calizos con varios estratos de areniscas y materiales impermeables. Los estratos de esta zona montañosa tienen un buzamiento Sur- Sur Este.

La morfología del pozo es en forma de chimenea, con una base muy ancha y una cabecera con una sección reducida. El pozo tiene una sección que tiende a ser cilíndrica y con paredes lisas algo extraplomadas. 

El pozo termina en la Sala Maldita de la Torca del Tejón, algo que ya sospechábamos debido a la cercanía de esta cavidad. De esta sala, los catalanes del G.E.Rubí, no habían conseguido continuar excepto por la vía escondida que desciende hasta -501 m. Sucesivos ataques a la torca nos confirman diversas posibilidades de continuación, que actualmente se encuentran en fase de exploración, no habiendo alcanzado de momento las tan ansiadas galerías.


Tiene una profundidad de 435,92 metros.
Es el pozo vertical más grande de España y uno de los más profundos del mundo. 


La exploración se realizó durante los meses del pasado verano, aunque la primera proyección tuvo lugar en primavera, poco después de descubrir una serie de nuevas torcas en la zona, en una de las cuales comprobaron la existencia de una «pequeñísima» boca con «un soplo de aire».

El espeleólogo Luisiano Sedano ha explicado que, después de remover escombros y piedra, dieron con una entrada que les hizo suponer que había tras ella una gran cavidad.



El pozo se encuentra muy cerca de la torca del Tejón, cuyo pozo de Los Pasiegos, con 346 metros de caída vertical, ostentaba hasta ahora el récord en la península, puesto que el dado hoy a conocer supera en casi 100 metros esa profundidad.

Este grupo de espeleólogos ha necesitado hasta, cuatro días para poder instalar los anclajes y equipos necesarios, «colocados cada 15 ó 20 metros», para poder «atacar» y culminar la exploración y llegar hasta el fondo de la cavidad, algo que ha requerido el uso de casi 600 metros de cuerda.




Una tarea laboriosa, no exenta de esfuerzo y complicaciones, como las caídas de agua «constantes» a lo largo del recorrido o tratar de encontrar la manera de esperar suspendido tanto tiempo de las cuerdas, tal y como explica Luisiano Sedano, quien ha considerado «un regalo» y «algo excepcional» el hallazgo. 



El descenso, una vez realizado todo el montaje de los anclajes y equipos, se tarda en realizar en torno a una hora y media, frente a las tres horas para salir, si se afronta a «un ritmo fuerte», según ha remarcado Sedano.

Para tratar de «hacerse una idea» de la profundidad de este basta señalar que equivale a casi vez y media la altura de la Torre Eiffel de París o la de las desaparecidas Torres Gemelas de Nueva York.





Llevará el nombre de «Gran Pozo MTDE», en reconocimiento a la empresa de venta y diseño de material de espeleología, situada en Ramales de la Victoria, que ha colaborado con los dos clubes para poder llevar a cabo la exploración, aportando medios y materiales.

En la categoría de pozos interiores de caída libre, estaría en segunda posición mundial, tras la sima de Velebita, en Croacia

Según las clasificaciones internacionales, este pozo entraría en la lista de los diez pozos verticales más profundos del mundo, y dentro de la categoría de pozos interiores de caída libre, estaría en segunda posición mundial, tras la sima de Velebita, en Croacia, con 513 metros, y justo por delante de los 424 metros de la sima de Baiyu Dong, en China.

A partir de ahora, y dado que la cavidad continúa en exploración, «profundizando algo más», el objetivo a corto y medio plazo es poder «unirla» con otras de la zona, tratando de dar forma a un complejo sistema de galerías y pozos de varias decenas de kilómetros y que este grupo de espeleólogos tiene la intención de seguir explorando.



desautorizamos el acceso a la cavidad 
debido a que sigue en exploración

martes, 29 de noviembre de 2016

Espeleología cubana, de sus aportes a la historia y la ciencia


Con más de seis décadas de experiencia, el grupo espeleológico Samá -así nombrado por su lugar de creación- de la provincia de Sancti Spíritus, ha develado hallazgos únicos para la historia y la ciencia cubanas.






Entre sus descubrimientos sobresalen la cueva más profunda de la isla, la caverna ubicada a mayor altitud, la estalagmita más grande, y la identificación de numerosos restos fósiles de especies que habitaron Cuba hace miles de años.

De sus expediciones a las alturas de Guamuhaya -ubicadas en la parte central del país- también han resultado hallazgos como el de una caverna que sirvió de armería en las guerras de independencia.

Las investigaciones de este grupo de aficionados a la ciencia también reveló en mayo de 2013 el sitio exacto donde en 1514 se estableció la cuarta villa creada por los españoles en Cuba, nombrada como del Espíritu Santo.

El estudio ubicó la fundación de Sancti Spíritus a siete kilómetros de su emplazamiento actual, en un paraje conocido como Polo Viejo.

Allí se encontraron unas tres mil evidencias arqueológicas, aborígenes o coloniales, que probaron la existencia de elementos de transculturación y confirmaron el lugar exacto del establecimiento de la localidad tras cinco años de búsqueda.

SAMÁ: SUS GÉNESIS Y DEVENIR

Según el actual director del grupo, Alejandro Romero Emperador, la idea primigenia del proyecto surgió en 1954 por iniciativa de su padre, Manuel Romero, aficionado a la espeleología desde joven.

'El nombre de Samá surgió porque cuando se constituyó el grupo una de sus primeras incursiones fue a Boca de Samá, pequeño poblado de Holguín -al oriente de Cuba'-, rememora Romero Emperador.

En aquel entonces, el proyecto se componía de unos pocos amigos y familiares originarios de esa provincia que se interesaron en la zona por su cercanía al mar y a otros sitios de interés arqueológico como el Chorro de Maíta, en el municipio Banes.

Según Romero Emperador, quien actualmente se desempeña además como el Presidente de la Sociedad Espeleológica de Cuba, el término Samá tiene su origen en la lengua aborigen y, según una leyenda local, así se nombraba el cacique de la zona.

'El grupo continuó su labor de buscar y guardar piezas arqueológicas hasta que después del triunfo de 1959 conocimos a través del antropólogo y profesor Manuel Rivero de la Calle, a Antonio Núñez Jiménez', dijo a Prensa Latina.

'Cuando conocimos a Núñez Jiménez, se desempeñaba como director ejecutivo del Instituto Nacional de Reforma Agraria, presidido por Fidel Castro, pero su prestigio provenía fundamentalmente de sus estudios de la Cuba subterránea'.

Este profesor, considerado el padre de la Espeleología Cubana y el Cuarto Descubridor de Cuba -antecedido por Cristóbal Colón, Alejandro de Humboldt y por Fernando Ortiz- había fundado desde 1940 la Sociedad Espeleológica de Cuba.

Autor de más de 190 textos y mil 600 artículos, Núñez Jiménez se sitúa como el mayor exponente de esas áreas de la ciencia, lo que mereció que, luego de su muerte, la Fundación de la Naturaleza y el Hombre agregara a su título el nombre de este eminente científico.

Por su vinculación con el grupo Samá, visitó varias veces, junto con sus integrantes, la zona de Guamuhaya, macizo montañoso que se extiende por las provincias de Cienfuegos, Sancti Spíritus y Villa Clara, en el centro de Cuba, y los incorporó en la referida Sociedad.

'Núñez insistía en que esa zona apenas había sido explorada, sobre todo las alturas de los Cimarrones, donde las elevaciones son muy verticales y el agua se escurre hacia los sumideros y de ahí a sistemas de cuevas, (pues) no existe otro drenaje'.

A partir de entonces, Romero Emperador y los integrantes de Samá comenzaron a visitar anualmente la Sierra de los Cimarrones, comenzando por el Sur, cerca de la playa de Yaguanabo en el territorio de Cienfuegos.

'Próxima a esa zona descubrimos la estalagmita más grande del mundo, en la cueva Martin Infierno, en 1967, magnitud que me confirmaron en 1970.

'Continuamos estudiando la zona y cuando llegamos a Cuatro Vientos, también en Cienfuegos, encontramos las dos cavernas más profundas de Cuba, una con más de 440 metros de profundidad, nombrada Cuba-Hungría, y otra con 258 metros'.

Samá está formado actualmente por una veintena de aficionados a la espeleología, entre jóvenes y experimentados.

'Algunos de los integrantes están más preparados en arqueología y otros en arte rupestre, como yo', añadió.

Hace varios años, Samá visita el Pico de San Juan en sus expediciones a Guamuhaya, donde en tres ocasiones se reconocieron igual número de cuevas establecidas como las de mayor altura de Cuba.

'Primero fue la Furnia de los Perros, ubicada a mil 29 metros sobre el nivel del mar, pero en 2016 descubrimos una de mil 56 y este año hallamos la nombrada A6, ubicada a mil 123 metros', destaca.

En un balance general, Romero Emperador asegura que sus incursiones por Guamuhaya se realizan desde hace más de cinco décadas, mientras que visitan Los Cimarrones desde hace 16, a razón de una excursión por año.

'Este año realizamos la expedición número 16 a la Sierra de Los Cimarrones y, si sumamos bien, hemos encontrado unas 336 cuevas en 52 años de trabajo en la zona.

'Además, en todas las expediciones han aparecido restos fósiles de animales y en esta ocasión surgieron restos de almiquí, pero no de la especie que conocemos, sino de otra que no evolucionó'.

Los restos de especies animales y vegetales detectadas en Guamuhaya por Samá incluyen especies como el nexophonte, animal similar a las musarañas; el megalon, el aclaton, el neomus; y varias especies de arañas y mariposas.

Desde el punto de vista paleontológico estos hallazgos han podido demostrar hechos científicos: 'Hemos detectado más de 11 especies de arañas nuevas para le ciencia cubana, así como plantas parasitarias como curujeyes y también mariposas no conocidas', concluye el especialista.

lunes, 14 de noviembre de 2016

Condenado Victorino Alonso



Condenado 
Victorino Alonso 
a dos años y medio de prisión por la destrucción de la Cueva de Chaves





Además tendrá que pagar 25 millones de euros de indemnización por los destrozos en este patrimonio de Huesca
 El empresario leonés, Victorino Alonso, ha sido condenado a dos años y medio de prisión y al pago de una indemnización de 25,5 millones de euros por la destrucción del yacimiento neolítico de la Cueva de Chaves en la provincia de Huesca. Así mismo, el juez hace responsable subsidiario a la empresa Fimbas -propietaria del coto de Bastarás- del pago de la indemnización.
 La sentencia dictada por el titular del Juzgado de lo Penal número uno de Huesca , absuelve a Alonso del delito medioambiental que le imputaba Ecologistas en Acción y le obliga al pago de las costas del juicio.
Para el juez queda acreditado que, sin previa comunicación ni autorización de la Dirección General de Patrimonio Cultural y sin ponerlo en conocimiento del director de las excavaciones, Vicente Baldellou, Victorino Alonso ordenó vaciar la cueva y colocar comederos y abrevaderos para la cría de cabras.
El material se utilizó, además, para la construcción de un dique de contención de aguas cercano a la cueva.Los trabajos ordenados por Victorino Alonso, según la sentencia, ocasionaron el arrasamiento y destrucción de la práctica totalidad de los niveles arqueológicos de cronología neolítica que se encontraban en la Cueva de Chaves, extremo que consta en el atestado elaborado por la Guardia Civil, así como en el informe pericial del arqueólogo de la Dirección General de Patrimonio Cultural de la DGA e incluso en el informe pericial de la defensa, donde se admite como incuestionable la producción de una importante afección en el depósito arqueológico de la Cueva de Chaves.
Cabe destacar la cuantía de la indemnización que impone el juez a Victorino Alonso o, en su defecto, a Fimbas. Aunque el informe que elaboró el Director de las excavaciones de Chaves, Vicente Baldellou, cifró lo destruido en 50,9 millones de euros, la multa aplicada se ha rebajado a la mitad, al entender el juzgador que la DGA hizo dejación de sus obligaciones de protección y señalización.
La sentencia dice “que teniendo en cuenta que la Cueva de Chaves era posiblemente uno de los dos yacimientos neolíticos más importantes de la Península Ibérica, resulta censurable e inexplicable que la cueva no contara con una protección específica, es decir, que no existiera una resolución que la declarara expresamente como Bien de Interés Cultural”
Por todo ello, el juez entiende que Victorino Alonso García fue “autor penalmente responsable de un delito sobre el patrimonio histórico, previsto y penado en el artículo 323 del Código Penal conforme a la redacción anterior a la LO 1/15, sin la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad penal, a las penas de DOS AÑOS Y SEIS MESES DE PRISIÓN y a la INHABILITACIÓN ESPECIAL PARA EL DERECHO DE SUFRAGIO PASIVO DURANTE EL TIEMPO DE LA CONDENA, debiendo indemnizar a la DGA en la cantidad de 25.490.805 euros, cantidad de la que responderá subsidiariamente la empresa Fimbas S.A y debiendo satisfacer las costas de este proceso, quedando absuelto del delito contra el medio ambiente que se le imputaba”